Follow by Email

jueves, 16 de julio de 2015

Puertas giratorias y TTIP: engrasando las ruedas de los lobbies

TTIP y puertas giratorias
TTIP y puertas giratorias 
El posible acuerdo comercial entre la UE y Estados Unidos, el TTIP (Asociación Transatlántica de Comercio e Inversiones), podría ser el mayor tratado mundial firmado hasta ahora. Aunque hay desacuerdos y divergencias, en muchas de las áreas de negociación, la Comisión Europea está siguiendo los pasos de las Corporaciones. La política de puertas giratorias entre los sectores público y privado está ayudando a engrasar las ruedas de los grupos de presión presentes en las negociaciones del TTIP. Algunos de los más altos responsables políticos y funcionarios de la UE y de los Estados miembros, hacen girar las bisagras de las puertas giratorias y pasan a ocupar cargos de asesores de Empresas; otros van en sentido contrario, pasan de sus puestos en las Corporaciones al sector público. Estos casos de puertas giratorias se dan en algunos de los sectores más importantes de la UE, como las telecomunicaciones, información tecnológica, la alimentación y la agricultura; financiamiento, solución de controversias Inversionistas y Estados; productos farmacéuticos, etc. Este fenómeno crea potenciales conflictos de interés, y demuestra las sinergias entre los intereses comerciales y la Comisión Europea, el Gobierno del Reino Unido y otros, cuando se trata de las negociaciones comerciales del TTIP.
Casos de puertas giratorias destacados en este informe
 NombreDesdeA
 Karl De GuchtComisario de ComercioConsejo de Belgacom?
 John ClancyPortavoz de Comercio ComisionadoFTI Consulting
 María TralleroDG ComercioFederación Europea de Industrias y Asociaciones Farmacéuticas (EFPIA)
 Tobias McKenneyDG Mercado InteriorGoogle
 Joao PachecoDirección General de AgriculturaConsultoría y Granja Europa
 Ene Eric FrydmanEkenberg & AnderssonAsesor Especial de la Dirección General de Comercio
 Eoin O’MalleyBusinessEuropeDG Sanco y Dirección General de Comercio
 Holger KrahmerParlamento EuropeoHanover y Opel
 Silvana Koch-MehrinParlamento Europeogplus
 Nikos LavranosRepresentación permanente holandesaFederación Europea para la Ley de Inversiones y Arbitraje (EFILA) & Protección Global de Inversiones
 Jean De RuytRepresentación Permanente de BélgicaCovington & Burling
 David FrostDepartamento del Reino Unido de NegociosScotch Whisky Association
 Peter GooderhamEmbajador del Reino Unido ante la OMCCámara de Comercio Internacional del Reino Unido
 Thomas HarrisReino Unido Cónsul General, Nueva YorkStandard Chartered Bank y Foro Europeo de Servicios
 Neil McMillanOficina del Gabinete del Reino UnidoConsultoría, Amcham UE y EuroCommerce
Introducción
El TTIP es uno de los acuerdos más importantes que está en juego en estos momentos. Mientras que las negociaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos entran en la décima ronda de conversaciones, en julio de 2015, este Acuerdo sería el mayor acuerdo comercial firmado en el mundo hasta hoy en día. Es una de las principales prioridades de la Comisión Europea, que afirma que este Acuerdo creará empleos e impulsará el crecimiento económico. Las mayores empresas de Europa han salido en apoyo del TTIP.
Sin embargo, muchos políticos, economistas y grupos de la sociedad civil, incluyendo Corporate Europe Observatory (CEO), son bastante más incrédulos en cuanto a los beneficios del TTIP. El aumento de la competencia podría perjudicar a las economías más débiles de Europa y a las pequeñas y medianas empresas, y provocar una enorme pérdida de empleos. Por otra parte, la armonización de las leyes de la UE y Estados Unidos podría reducir los niveles de exigencia a ambos lados del Atlántico, socavando la protección de los consumidores, la agricultura sostenible, la protección del medio ambiente y los derechos laborales.
Está claro que tras el telón se está desarrollando una gran batalla en Bruselas, y también en Washington DC, acerca de lo que se debe o no incluir en el TTIP, una batalla que CEO ha documentado recientemente. Una vez más, las estrechas relaciones entre las Corporaciones y la Dirección General de Comercio de la Comisión Europea (La Dirección General de Comercio tiene el mandato del Parlamento Europeo para negociar este acuerdo en nombre de la Comisión Europea), superan las aportaciones de organizaciones no gubernamentales, sindicatos y otros que representan los intereses públicos. Nuestros datos también nos dicen que lobbies de los sectores empresariales están ejerciendo una enorme presión .

¿Quién convocó 597 reuniones de la Comisión Europea a puerta cerrada para negociar el TTIP? 88% grupos de presión de las Corporaciones; 9% grupos de interés público
¿Quién convocó 597 reuniones de la Comisión Europea a puerta cerrada para negociar el TTIP? 88% grupos de presión de las Corporaciones; 9% grupos de interés público
Aunque hay desacuerdos y divergencias en muchas de las áreas de Negociación, la Dirección General de Comercio sigue las indicaciones de las Corporaciones. Desde luego que no se trata de un fenómeno nuevo:en la página web de CEO se documentan muchas de las decisiones de la UE en favor de los intereses empresariales en numerosos temas, desde la finanzas a la fractura hidráulica.
CEO ha analizado cómo funciona esa política a favor de las Corporaciones y de puertas giratorias, mediante la cual los funcionarios públicos pasan al sector privado y viceversa, jugando un importante papel, ya sea a través de contratación de comisionados, funcionarios o diputados, que se aprovechan de sus conocimientos adquiridos desde su posición privilegiada; o el traslado de personas a las Instituciones de la UE con intereses corporativos. Las puertas giratorias giran fácilmente en Bruselas, incluso en el ámbito del acuerdo comercial TTIP. Los riesgos de que existan conflictos de interés son demasiado evidentes.
En este Informe se documentan varios casos de puertas giratorias, con relaciones al tratado comercial TTIP, tanto en la UE como en los Estados miembro. El hecho de que muchos de ellos puedan pasar sin mayores problemas del sector público al privado, o viceversa, indica los intereses y la Ideología compartida. Se plantean preguntas sobre la eficacia de las normas sobre las puertas giratorias ( y la forma en que se aplican e interpretan) para prevenir el riesgo de que se produzcan conflictos de interés. También destacamos la ausencia de reglas sobre las puertas giratorias en los países e Instituciones.
No ha sido posible realizar una revisión completa de todos los casos de puertas giratorias, debido a la falta de transparencia en torno a este ámbito de legítimo interés público: es muy difícil saber cuando un funcionario deja una Institución pública y ocupa un nuevo puesto de trabajo. La falta de transparencia de las autoridades públicas para saber quiénes se reúnen y qué asuntos van a tratar, obstaculiza las investigaciones para conocer los casos de puertas giratorias y las presiones específicas que se ejercen durante las negociaciones del TTIP.
Como mínimo, este Informe demuestra la concordancia entre los intereses comerciales y la Unión Europea. Si las puertas giratorias son el resultado o la causa de estas sinergias es algo difícil de determinar. Pero ahí están, y creemos que las puertas giratorias proporcionan una excesiva influencia de las Corporaciones en las negociaciones del TTIP.
La política de puertas giratorias no es algo nuevo en Estados Unidos, ni se trata de algo nuevo en relación con el TTIP. En 2014 Stanford McCoy pasó de ser representante del Comercio para la Propiedad Intelectual e Innovación, a pasar a trabajar para Motion Picture Association Europa como Vicepresidente y Director de Política Regional. Shaun Donnelly, ex funcionario de Comercio de Estados Unidos y ahora forma parte de los grupos de presión en el Consejo para Negocios Internacionales de Estados Unidos.Matthew Jaffe, ex abogado de Derecho Empresarial y ahora presta servicios de asesoramiento jurídico en la oficina del Representante Comercial de Estados Unidos. The Intercept informaba que Christopher Wilson. Jefe Adjunto de Misiones en la Organización Mundial de Comercio, hasta hace poco trabajó para los grupos de presión C&M International. Robert Hlleyman, representante comercial adjunto estadounidense, trabajó previamente como Presidente de la Business Software Alliance. Para rematar, el Embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Anthony Luzzato Gardner, ha tenido una larga carrera Corporativa, la más reciente: Director Ejecutivo de Bank of America en Londres; y como Director General de Palamon Capital Partners.
Estos y otros casos de puertas giratorias parecen ser muy comunes en Estados Unidos. ¿Le gustará a la Unión Europea este repaso de los casos de puertas giratorias en relación con el TTIP?
————————————–
Fuente:
Traducción : noticias de abajo

No hay comentarios.: