Follow by Email

jueves, 21 de mayo de 2015

PLANEAN LAS PRIMERAS CIUDADES SOLO PARA LAS ÉLITES

Comp 2_00000 b
La India parece estar decidida a mostrarle el camino a seguir a las élites del mundo: un futuro distópico propio de las películas de ciencia ficción, pero que va camino de convertirse en realidad.
Los diferentes proyectos de ciudades de alta tecnología, actualmente en desarrollo en la India, acrecentan las preocupaciones de que estos nuevos enclaves urbanos van a anular las leyes locales y que usarán los más modernos métodos tecnológicos de vigilancia para mantener fuera de sus muros a los pobres.
Actualmente, se está construyendo la Gujarat International Financial Tec-City, que se alza cerca del río Sabarmati en Gandhinagar, la capital del estado indio de Gujarat.
Entre sus edificios de alta tecnología, hay una torre de 410 metros y las Gateway Towers, de 362 metros de altura.
e98bc5ee-6f48-4e4c-9c32-35b8cf39565f-2060x1236
Para el año 2021, los creadores de Gift City (ciudad regalo), tal y como se la conoce popularmente, se comprometen a rodear estas torres con infraestructuras de “primera clase” que proporcionarán a sus residentes electricidad y agua, un “sistema de refrigeración para todo el distrito” y un sistema de eliminación de basura automático, que enviará los residuos a toda velocidad a través de tuberías de alcantarillado, a 90 kms/h, más rápido que la mayoría de trenes indios.
759800d8-b41c-48d1-b551-35a0903d0383-2060x1236
En el corazón de Gift City hay el “Centro de Comando y Control”, que mantiene el tráfico en movimiento sin problemas y supervisa todos los edificios a través de una red de circuitos cerrados de televisión. En un país donde más de 300 millones de personas viven sin electricidad y 600 millones no tienen ni tan solo acceso a los aseos, esto representa casi un insulto.
Pero curiosamente, Gift City solo es uno de los cientos de proyectos similares que el gobierno indio busca repetir por todo el país.
Recientemente, el gabinete indio dio luz verde a un plan de 13.800 millones de euros para construir 100 ciudades inteligentes y remodelar otras 500 ciudades y pueblos en los próximos cinco años.
wake city india
Sin embargo, muchos expertos y planificadores temen que tales ciudades, de llegar a construirse, pueden desembocar en un apartheid social, donde los pobres quedarán relegados fuera de sus muros y que serán gobernadas por poderosas entidades corporativas que podrían anular las leyes y los gobiernos locales para “mantener fuera” a los pobres.
pb-101230-jw-india-fire1.photoblog900
En una conferencia sobre ciudades inteligentes realizada en Mumbai en enero, el economista y consultor Laveesh Bhandari, describió las ciudades inteligentes como “enclaves especiales” que utilizarían los precios prohibitivos y la dureza policial para evitar que “millones de pobres indios disfrutaran de los privilegios de estas grandes infraestructuras. Esta es la forma natural que toman las cosas”, apuntó Bhandari, “porque si no los mantenemos fuera, van a anular nuestra capacidad de mantener dichas infraestructuras en funcionamiento”
indian-slum1
Las declaraciones de Bhandari desataron una gran polémica en los medios de comunicación social y el economista se ha visto obligado a justificar sus opiniones: “Yo estoy describiendo la inviabilidad y inconveniencia de una visión irreflexiva de las ciudades inteligentes. Cuando se invierte tanto sin pensar en servicios y viviendas de bajo coste, entonces el resultado final será la creación de estructuras para mantener alejados a los pobres”
laveesh bandhari
En su forma actual, afirma Bhandari, las ciudades inteligentes son esencialmente Zonas Económicas Especiales (ZEE); zonas de negocios neoliberales exentas de impuestos, derechos y leyes laborales estrictas.
Estas ciudades están sujetas a lo que los urbanistas dicen que es una forma de “gobierno privatizado”, debido a una enmienda constitucional que deja a los gobiernos locales sin poder, lo cual, de acuerdo con Bhandari, las hace intrínsecamente excluyentes.
En julio pasado, el gobierno recién elegido del primer ministro Narendra Modi, asignó 1.000 millones de euros a su plan de “100 Ciudades Inteligentes”.
Narendra Modi
Narendra Modi
Estas ciudades inteligentes representan una excusa clave para que el gobierno impulse una controvertida ordenanza de adquisición de tierras, que acaba con las garantías sociales para aquellos cuyas tierras son adquiridas por la fuerza.
Venkaiah Naidu
Venkaiah Naidu
Sin embargo, nadie está seguro de cómo serán estas ciudades inteligentes ni para qué servirán. El ministro de desarrollo Venkaiah Naidu, afirma que las ciudades inteligentes “tendrían agua potable, suministro de energía seguro, transporte público eficiente y no estarán contaminadas ni congestionadas. Dispondrán de una infraestructura física, social, institucional y económica inteligente y garantizarán oportunidades de empleo a los residentes y una muy alta calidad de vida, comparable con cualquier ciudad desarrollada europea”.
Y este énfasis repetido en la alta gama y calidad superlativa de estas infraestructuras despierta la gran pregunta: ¿quiénes serán los habitantes de estas ciudades inteligentes? ¿A quién están destinadas?.
Pálava City
Pálava City
La respuesta nos la podría dar Pálava City. Esta ciudad inteligente, actualmente en construcción, se dice que dispondrá de anchas y limpias calles, transporte público, centros comerciales, multicines y viviendas de lujo, incluyendo un barrio residencial equipado con su propio campo de golf.
Para asegurarse de que ningun indeseable penetrará en sus calles, Pálava planea suministrar a sus residentes “tarjetas de identidad inteligentes”, y los vigilará mediante un sistema de “vigilancia inteligente”.
El énfasis en la vigilancia subraya la naturaleza elitista de estas ciudades inteligentes, según afirma el académico y autor Pramod Nayar.
DSCN0301-1030x772
“Las ciudades inteligentes serán espacios fuertemente vigilados, donde solo a la gente elegida, es decir, a los consumidores económicamente productivos y a los empleados a su servicio, se les permitirá caminar y viajar con libertad, mientras que la vigilancia ambiental y ubicua se aplicará para hacer un seguimiento de aquellos con previsibles conductas ‘antisociales’. Serán más una fortaleza que una ciudad heterogénea, debido a que están destinados sólo a clases específicas de personas”.
gift_city1
En estas ciudades, una clase será servida, mientras la otra será vigilada, contenida y aislada.
“Tener islas de ciudades inteligentes y servicios propios en medio de un vasto mar de pueblos empobrecidos conduce a lo que los estudiosos urbanos han calificado como la yuxtaposición de la ciudadela y del gueto”, dice Sai Balakrishnan, dedicado al estudio de los conflictos de tierras y la urbanización en la India. “Si el gobierno tiene éxito en la construcción de estas primeras 100 ciudades inteligentes, pero no hace nada para aliviar la pobreza y los malos servicios en las áreas circundantes, eso bien podría llevar a una situación políticamente volátil. Visionar claramente las desigualdades espaciales genera desconfianza social e incluso violencia”.
Este modelo de desarrollo de la India y sus problemas aparejados, puede parecernos un ejemplo muy alejado de lo que sucede y sucederá en otros países occidentales.
Pero en realidad, es un indicativo claro de hacia donde se encamina la sociedad del futuro.
Comp 1_00000
La destrucción de la clase media, fruto de un colapso económico llevaría a la creación de tan solo dos grandes clases sociales: una clase alta y rica y una clase baja y pobre.
Ya vivimos en un mundo donde hay enormes diferencias entre el 1% más rico y el 99% restante y tal y como hemos visto estos últimos años, el proceso de segmentación se acelera.
Los proyectos de la India son solo un ejemplo de la sociedad del futuro. ciudades de alta tecnología para super-ricos, dotadas de todos los servicios y controladas por grandes corporaciones privadas y zonas pobres, en la que las clases bajas vivirán hacinadas y aisladas.
Es el modelo que están construyendo para todos nosotros y los primeros indicios de ello los tenemos ante nosotros y la mayoría de gente parece demasiado distraída con estupideces para reaccionar e impedirlo.
“Bienvenidos” al neo-feudalismo tecnológico…

No hay comentarios.: