Follow by Email

viernes, 9 de mayo de 2014

Artista transforma la basura en un techo para las personas sin hogar

Gregory Kloehn bucea por las basuras y los deshechos de Oakland, pero no para sobrevivir. Él YA tiene hogar. De hecho, es un artista que trata de ayudar a los sin techo y desarrollar su arte al mismo tiempo.
En vez de construir esculturas y venderlas a los ricos para que las pongan en sus enormes casas, decidió centrar sus esfuerzos en ayudar a los sin techo de California.
Gregory pasa horas y horas buscando entre la basura. Lo que otros tiran le sirve de base para sus obras de arte.
Lo increíble es que con todo el material que recoge, se dedica a crear mini refugios para los sin techo.
Su proyecto se esta haciendo muy famoso… A parte, él se siente muy dignificado.
La prensa se ha interesado por su movimiento y ya hay varios sin techo que le ayudan a construir nuevas cabañas.
Las “pequeñas casas de los sin techo ” son del tamaño de un sofá.
Es increíble, pero algo tan pequeño llega a significar muchísimo para alguien que vive en la calle.
Las casas están construidas con techos inclinados para asegurar que no entre la lluvia.
También tienen ruedas, para que sus propietarios puedan desplazarlas si es necesario.
La base de sus casas suelen ser viejos palets de madera.
Durante los inicios de su carrera, como artista, se dedicaba a hacer esculturas convencionales.
Pero dice que sus nuevas esculturas tienen mucho más sentido para él.
A Gregory le satisface saber que sus obras de arte ayudan a los demás y tienen utilidad práctica.
Una mujer sin techo, que se llama Wonder, no para de alabarlo. Dice que es su ángel.
El pequeño refugio que Gregory construyó para ella es la mejor casa que ha tenido en 5 años.
Gregory ha publicado un libro titulado “Arquitectura sin hogar”
Con su libro quiere enseñar sus métodos para construir estas casitas.
Al principio de esta etapa se dedicaba a construir pequeñas cabañas para luego venderlas.
Un día, un hombre sin hogar llegó a su estudio pidiendo una lona…
Y lo único que tenía era una pequeña estructura de madera. Pero estaba equipada con una cocinita, un depósito de agua y una pequeña trampa para los desechos humanos.
Entonces se dio cuenta de que era una casa que ese hombre podía usar.
Alguien podría usarlo y seguro que su vida cambiaría.
Esta claro que él no puede construir casas para todos los sin techo de Oakland.
Sin embargo, no tiene intención de dejar de construir casas…
Esta pensando en empezar a dar clases y enseñar a otros como hacerlas. “Creo que mucha gente querría involucrarse”, dijo.
Visto en  :  Circo Viral

No hay comentarios.: