Follow by Email

miércoles, 1 de abril de 2015

¿Vida después de la muerte? – Análisis lógico y filosófico.

Publicado por Alexis Iván el 1 de abril de 2015



El ser humano por años se ha cuestionado sobre si existe vida más allá de la muerte, o bien, más allá de la vida. Debo decir que para este artículo, tengo que hacer mención a múltiples creencias y religiones, de las cuales tomo conciencia de tratar de evitar cualquier falta de respeto hacia ellas. Existen muchísimos artículos también de cada punto que voy a tocar, en los que, por anecdotas verídicas o incluso fraudes afirman que la creencia es verdadera y de esto puedes leer durante todo el día para cada una de las religiones. Asimismo hay que tomar un tiempo de reflexión a lo largo de esta lectura para poder entender cada concepto, ya que trataremos con filosofía pura, lógica, cuántica y física al final de la lectura. Así que vamos por la pregunta:

¿Existe vida más allá de la muerte?


Respuesta corta: Sí que existe.

La Respuesta Larga contiene un sin fin de teorías y suposiciones que aún no han sido afirmadas siquiera bajo ninguna creencia, religión, dogma, doctrina, etcétera. Sino que basamos nuestras respuestas y nuestra búsqueda de la verdad en Fe. Un salto de Fe no está de más cuando se trata de creer algo con el corazón con total devoción y, que, basando nuestra creencia de razón en algo que no podemos afirmar, pero sabemos ciegamente que es verdad. Tal vez podamos relacionar esto con la Ley de la atracción donde, con la fuerza positiva que nosotros estamos impulsando nuestros deseos, puede que éstos se hagan realidad dependiendo de nuestra Fe en ello. Depende de cada uno de ustedes el tomar una iniciativa y construir vuestra propia realidad con lo que estoy por mencionar, ya que pueden o no haber leído o escuchado sobre algunas de estas suposiciones.

4 TEORÍAS Y CREENCIAS MAS DESTACADAS


Teorías y creencias acerca del después de la vida son casi millones y cada vez nos proporcionan mas datos los científicos acerca de nuestra alma; si es materia o son partículas que nos mantienen vivos a niveles atómicos. Partículas de “vida” que aun no conocemos y están encerradas en suposiciones y especulaciones. Por esto mismo mencionare las que más han prevalecido en nuestra historia.

1. EL CIELO Y EL INFIERNO

Tenemos como fundamentos base la creencia de un Cielo y un Infierno. Donde por obvias razones, si hemos hecho actos de bien en nuestra vida terrenal, si nos hemos congregado en diferentes iglesias, centros, templos, etc., con devoción y fe ante un creador, y siguiendo a paso las sagradas escrituras, probablemente terminaremos parados frente a las puertas de un cielo recibiéndonos para recompensar nuestra buena voluntad cuando estábamos vivos en carne permitiéndonos ingresar a una vida eterna llena de felicidad, gozo y alegría. De ser todo lo contrario mencionado, terminaremos sufriendo en llamas en un abismo de dolor y llanto hasta el fin de los tiempos. Desde luego que las propuestas no suenan nada mal. Esta creencia se remonta desde los tiempos del Imperio Romano aproximadamente dos milenios atrás. Los fundamentos de estas creencias los podemos basar en las sagradas escrituras (Biblia), la fe, la búsqueda de una consciencia superior que está por lo general más allá de los horizontes de nuestro entendimiento, tiene amor por nosotros, nos escucha y, que a su vez, tiene un plan de vida para cada persona en la Tierra para después reunirnos de nuevo con Él.


Desde luego que esta rama de creencias la estoy generalizando totalmente como la idea de un cielo y un infierno, o de simplemente un cielo o incluyendo un purgatorio entre ambos. Cada una de ellas tiene o puede no tener sus sagradas escrituras. Estas creencias pueden incluirse en la religión Mormona (Libro del Mormón), la generalización de creencias dentro de las doctrinas de los Testigos de Jehová, el Cristianismo, el Catolicismo, entre otras.

2. LA REENCARNACIÓN Y TRANSMIGRACIÓN


La reencarnación es un clásico de la literatura y de la filosofía. Estas creencias se remonta aproximadamente hace 3000 años, donde, dependiendo de nuestros actos, tenemos la oportunidad volver a nacer en un ser humano, en un animal, o en un dios (Tibet). Han sido mencionadas en muchísimas culturas como en la Egipcia, Tibetana, Hindú, Budista, Sijista, entre otras. Se dice que volvemos a nacer una y otra vez hasta adquirir el conocimiento necesario de persona tras persona. También se dice que cada que reencarnamos, lo hacemos junto a las mismas personas que han solido ser unidas a nosotros en esta vida, pero en formas diferentes, es decir, tu madre en alguna vida pudo ser tu hermana (o hermano).

Existen numerosos cultos, sectas independientes y religiones que obedecen a la teoría de la reencarnación que me llevaría mucho espacio innecesario el mencionar cada una. Muchas personas adoptan individualmente la idea juntándola con otras creencias independientes. Inclusive filósofos y ateos pueden acuñar esta creencia como personal.

3. EL REGRESO A LA FUENTE

Esta Teoría del un regreso a nuestra fuente de energía divina puede abarcar un sin fin de cosas, para lo que mencionare solamente algunas.

Muchas creencias provenientes de la rama del NEW AGE nos hablan de este retorno. Pero podemos explicarlo de varias formas. Como si se tratase de un árbol, podemos pensar que regresamos a este lugar, desde la raíz, para que luego, nuestra energía pase a formar parte de un todo, y/o que con la elección podamos reencarnar, ligándose a los principios de la creencia anterior. Algunas otras pequeñas ramas de este movimiento (new age) sugieren que en realidad podamos formar parte de un “encapsulamiento” de energía proveniente de alguna inteligencia superior que nos ha creado con o sin un propósito específico. Esta inteligencia puede ser llamada Dios o darle propiedades totalmente alienígenas como nos sugiere el libro Urantia.


El regreso a la fuente incluye también -y es importante que lo mencione- nuestro reencuentro con los seres queridos que hemos perdido con el paso de la vida a través de la mística luz blanca que muchas personas narran al morir y tener la oportunidad de regresar a vida carnal. Muchas personas basan esta creencia a sus experiencias cercanas a la muerte, donde muchos individuos, al morir, pueden ver figuras religiosas pertenecientes a las deidades de sus religiones o creencias. Estas personificaciones (o luz) pueden guiar al difunto a un lugar increíblemente lleno de paz, sensación de 360 grados, sensación de amor, el olvido de toda energía negativa con la que pudiste cargar alguna vez, y felicidad.

4. EL VACÍO, LA NADA


Esta idea es filosofía en su estado más puro, al mismo tiempo, la idea es un poco depresiva y perturbadora para aquellos que creemos que existe algo después de la vida. Esta creencia es básicamente aceptar que la vida de una persona se ha terminado y no hay nada más allá, simplemente dejamos de existir…nada más. Vacío y la NADA. En mi opinión resulta perturbadora la idea de que al morir dejaré de sentir, escuchar e interactuar con el universo. Pero a continuación hacemos colisión con una de las contradicciones más grandes de la lógica.

¿EXISTE REALMENTE LA NADA?

Es aqui donde las cosas se ponen tensas y donde entro en juego con un pensamiento lógico, físico y filosófico. Y es que el primer punto de todo; Sí, existe la vida después de la muerte, en efecto. El punto es que desconocemos cómo es. Es por eso que he mencionado las posibles teorías arriba.

¿Cómo compruebo la existencia de vida/presencia después de la muerte?

(Si te es posible, me gustaría que te detuvieras a analizar cada punto que tocaré y no lo leas de corrido, puesto que de esta forma el texto puede resultar poco interesante e informativo.)

La respuesta es muy simple y a la vez compleja. La física cuántica nos dice que “el estado de la materia depende del observador“. Pero no hace falta ser un físico para darte cuenta de ello. Cuando una persona muere, deja de existir para nosotros, a menos que la persona que muere seamos nosotros, lo que sugiere que al morir, el universo sigue su curso sin ti, sí, pero al morir, si a caso presenciamos la nada, entonces el universo deja de existir totalmente para nosotros y las personas que siguen existiendo aunque independientemente de esto, la vida siga existiendo sin nosotros. Quiero que analices bien lo que acabo de decir y estoy por decir, ya que es fundamental que lo entiendas. Es un poco complicado y paradójico. Si al morir no hay nada más, entonces es totalmente contradictorio ya que el universo depende de que tú lo veas y mejor aún, de que tú existas. Sin un observador, el universo y la materia NO puede existir. Profundízalo tú a grandes escalas cada vez que te preguntes qué hay más allá.

La vida después de la muerte, en mi opinión, existe, mas nadie sabe cómo luce y ni yo podría decírtelo, es un mundo de misterio e hipótesis, para lo que me dediqué a simplemente responder esa pregunta eterna bajo un sí o un no, así que… ¿Tú qué piensas?

Un abrazo!


No hay comentarios.: