Follow by Email

jueves, 7 de mayo de 2015

El cerebro reptil

Vivimos en una sociedad totalmente controlada por el cerebro reptil.
Las élites, bien conocen nuestras más básicas debilidades que incluyen comer, beber, el sexo, la territorialidad y la necesidad de cobijo y protección.
En el cerebro reptiliano, se procesan las experiencias primarias, no verbales, de aceptación o rechazo.
El comportamiento obsesivo-compulsivo, el miedo, la agresión y la necesidad ciega de PODER, por lo que este cerebro se encuentra detrás de todo tipo de engaños y manipulaciones.

No hay comentarios.: