Follow by Email

lunes, 23 de diciembre de 2013

Israel emite decreto religioso para detener a inmigrantes africanos

El rabino israelí, Ariel Berili, emitió este domingo un decreto religioso en el que se permite la detención de los emigrantes africanos en los territorios ocupados de Palestina, para “proteger” a los israelíes.

Según el informe de un sitio libanés, este rabino en su decreto racista declaró que el régimen de Israel puede arrestar a los inmigrantes africanos para “proteger” a los israelíes, su identidad y garantizar su seguridad, “ya que estos africanos se consideran una amenaza para el orden del régimen de Israel”.
Berili considera que la cárcel es el mejor lugar para los inmigrantes, bajo el argumento de que estos no respetan las leyes israelíes.
Estas declaraciones se producen luego que la noche de este sábado cientos de inmigrantes africanos y activistas de derechos humanos, salieran a las calles de Tel Aviv (oeste) fueran escenarios de una manifestación contra la nueva ley que permite a las autoridades del régimen israelí mantenerlos en la cárcel por tiempo indefinido.
Cientos de inmigrantes, en su mayoría sudaneses y eritreos, junto a los activistas de derechos humanos pedían refugio completo y coreaban consignas como “libertad” y “no más de prisión”, por las que rechazaban las políticas de detención de este régimen.
Los territorios ocupados palestinos vivieron hace casi una semana una jornada de protestas por el mismo motivo. El lunes, un grupo de refugiados africanos residentes en los territorios ocupados palestinos, celebró una protesta pacífica en la ciudad de Beerseba (sur de Israel), en contra de la nueva normativa.
Estas jornadas de protestas se dieron luego de que hace dos semanas los legisladores israelíes aprobaran un nuevo cambio en la ley migratoria, basado en un permiso que permite, sin necesidad de juicio, encarcelar durante un año a los inmigrantes africanos que entraron en los territorios ocupados después de junio de 2013 y, por tiempo indefinido, después de ser enjuiciados.
Israel captura a los inmigrantes africanos, argumentando que la mayoría de ellos está en busca de “empleos ilegales”.
Con ese mismo objetivo, el Gobierno israelí construyó un centro de detención en el sur de los territorios ocupados, llamado Holot, cuya capacidad se estima en 11 mil personas. Actualmente, cerca de 50 mil inmigrantes africanos habitan en las regiones ocupadas.

No hay comentarios.: