Follow by Email

domingo, 3 de mayo de 2015

La carta abierta del destituido príncipe saudita: la paz comienza a perfilarse como una posibilidad

Ya no es un “principito” de 30 y tantos como hace un año. Ahora es todo un príncipe heredero, como Muqrin, quien ha levantado la voz para oponerse a la dirección que está tomando la monarquía musulmanana más influyente del Planeta.La web hispantv ha publicado la carta íntegramente, en la que aclara que ha sido su oposición a la invasión de Yemen la causa de su destitución.Antes del inicio de la ofensiva contra Yemen, habíamos expresado nuestro rechazo a tal agresión mediante una protesta formal al rey saudí, Salman bin Abdulaziz, en la que explicábamos detalladamente las consecuencias negativas que podría tener la guerra contra Yemen para la monarquía árabe en sus relaciones con otros países regionales e internacionales, así como para la economía de su pueblo.Desgraciadamente no hemos recibido una respuesta al respecto y nuestra objeción nunca fue estudiada y el ministro saudí de Defensa, Mohamad bin Salman, actuó de forma individual y atacó a Yemen.
Como comentaba hace días, este hecho ha generado la fractura dentro de la monarquía saudita, que esta carta convierte en un hecho. Fijaos en que Muqrin advierte de que el reino “pagará su precio por esta invasión”.
Como sabemos actualmente, el Reino de los Dos Nobles Santos Lugares ha entrado en una coyuntura muy peligrosa tanto política como económica y militar debido a la guerra contra Yemen. Y sin duda en un futuro cercano el Gobierno y el pueblo saudí pagará su precio por esta invasión.
Sabiendo que después de esta carta (del pasado viernes), otro príncipe ha convocado al consejo familiar Saud, las palabras de Muqrin evidencian que en los próximos días y semanas han de pasar cosas importantes en el país que custodia La Meca… y a los terroristas wahabitas. Un sustancial cambio en el gobierno que podría traer el final del terrorismo podría ser una de las consecuencias, con positivas repercusiones en el resto de los países de la zona, comenzando por Qatar y los Emiratos Árabes Unidos.
Por lo tanto, yo hago un llamamiento a todos los fieles de nuestra familia, al pueblo saudí y a todos los países hermanos a apoyar la familia Al Saud y trabajar en serio para detener todo lo que está sucediendo en Yemen y preservar la soberanía de este país y emplear una solución política para zanjar la crisis.
Máxima atención a lo que pase en Riad en los próximos días.

No hay comentarios.: