Follow by Email

lunes, 2 de febrero de 2015

Grupo Hippy cuyo mensaje es “Amor y Paz” es considerado extremista por la policía de EEUU

Por Paul Joseph Watson / Infowars
Traducido por @dacha1953 para Periodismo Alternativo
Cuerpo policial solicita fondos al Departamento de Seguridad Nacional (DHS)para enfrentar supuesta amenaza de la organización pacifista “Familia Arco Iris”
La policía del condado de Missoula, Montana, está a la espera de una asignación por un cuarto de millón de dólares, por parte del Departamento de Seguridad Nacional, que será invertido en espiar a “Familia Arco Iris”, un grupo de activistas hippy que hace hincapié en la no violencia, la paz y el amor.
El alcalde de la ciudad firmó esta semana una propuesta que, de ser aprobada,  servirá para adquirir una unidad comando móvil que será utilizada para espiar a la “Familia del Arco Iris”, grupo que fue catalogado como una organización “extremista” en el texto de la propuesta.
Las unidades móviles de comando que el departamento de seguridad nacional ofrece a las policías locales luego del atentado a las torres gemelas en el 2001, están diseñadas para enfrentar situaciones de rehenes y amenazas de tiradores que puedan causar víctimas en masa.
La Familia Arco Iris se autodefine como un “grupo no violento dedicado a la difusión del mensaje de paz y amor”. La organización sólo se ha reunido dos veces en Montana en los últimos quince años, una vez en 2000 y otra en 2013; y el calificativo de “amenaza” se debe a que una de sus reuniones fue descrita como “escandalosa” por el Servicio Forestal de Estados Unidos.
Según activistas de la Familia Arco Iris, todos sus encuentros se llevan a cabo con una invitación abierta a personas de todas las clases sociales y de todas las creencias, en las cuales “comparten experiencias comunitarias basadas en el amor, la danza, la música, la alimentación sana y el aprendizaje”. Luego de un encuentro que se llevó a cabo en Richmond, Virginia, en 2005, el alcalde Bob Henry Baber declaró que “no apreció alguna cosa que mereciera la intervención legal del Servicio Forestal.”
Sin embargo el teniente Scott Brodie, de la policía de Missoula, dijo que durante un evento drealizado el 2013, el grupo “creó tal caos que  para disolverlo se hizo necesaria la intervención del cuerpo bajo su mando”. Considerar a un grupo hippy no violento que promueve la paz y el amor, para justificar la compra de una unidad que normalmente se utiliza para combatir a criminales peligrosos o incluso terroristas es absurdo, y explica hasta qué punto el estado policial ha avanzado en Estados Unidos.
Aunque es inevitable que durante grandes eventos como los que desarrolla la Familia Arco Iris suceda alguna infracción, la labor de los cuerpos policiales debe ser de vigilancia y no dar pie para que sean criminalizados como actividades extremistas; lo cual en opinión de algunos es una completa exageración.
La solicitud de dichos fondos es aún menos sustentable que la realizada el año 2013  por el jefe de la policía de la ciudad de Concord, New Hampshire; quien justifió la subvención del departamento de seguridad nacional para comprar un vehículo blindado BearCat, alegando una supuesta amenaza por parte de activistas Ocupa (Occupy) en la región.
“Es una suerte que nuestro estado no haya sido víctima de atentados masivos o del  terrorismo internacional; sin embargo siempre existe la posibilidad de que suceda. Grupos como “Ciudadanos Soberanos”, “Libertarios” y “Ocupa New Hampshire” son desafíos diarios activos y presentes “, escribió el jefe de policía John Duval.
Por su parte el coronel Pedro Martino, quien integró el cuerpo de marines que en Faluya entrenó soldados iraquíes, evaluó positivamente la solicitud de la policía de Missoula al Departamento de Seguridad Nacional, el cual a su juicio debe trabajar con las autoridades para construir un “ejército o milicia local”, debido a que el gobierno federal teme de todos los ciudadanos.

No hay comentarios.: