Follow by Email

miércoles, 25 de marzo de 2015

Descubre cuanto costaría un iPhone en 1991



Un iPhone (al igual que muchos otros smartphones con Android) tiene hoy al menos 13 funciones que sustituyen a 13 dispositivos que marcaban tendencia en 1991: un ordenador, un reproductor CD, un teléfono, un contestador telefónico, una videocámara, una cámara fotográfica, un reloj despertador, una televisión, una radio, una calculador de bolsillo, una consola de videojuegos, un equipo de videoconferencia y un fax/scanner de documentos.
¿A que ya no eres ni consciente de la cantidad de cosas que te proporciona el iPhone en la actualidad? Parece que nos hemos acostumbrado a tanta tecnología en la palma de nuestra mano y ya no nos acordamos de cómo empezó todo, pero no solo eso, y es que todos los dispositivos arriba mencionados no eran ni la mitad de potentes hace 23 años que el modelo actual.
¿Qué hubiese pasado si Apple hubiese lanzado su primer iPhone en 1991? ¿Cuál hubiese sido el precio en el año 1991?


El valor de los Gigabytes…
En 1991, un gigabyte de almacenamiento en disco duro costaba alrededor de 10.000 dólares, tal vez un poco menos (hoy en día, cuesta alrededor de cuatro centavos ($ 0,04). En 1991, un gigabyte de memoria flash, que es la que utiliza el iPhone en la actualidad, habría costado una cifra cercana a 45.000 dólares, incluso más (hoy en día ronda los 55 centavos de dólar (0,55$).
El nivel medio de iPhone 5s tiene 32GB de memoria flash. 32GB, multiplicado por 45.000 dólares, saldría a 1.444.000 dólares.

La evolución de los procesadores…
Además, el iPhone 5s utiliza el procesador A7 de Apple, una CPU muy potente y con una GPU integrada (unidad de procesamiento gráfico), que utiliza alrededor de mil millones de transistores y que funciona a una velocidad de 1,3 GHz, produciendo cerca de 20.500 MIPS (millones de instrucciones por segundos).
En 1991, uno de los microprocesadores de Intel, el 808486SX, que utilizaban frecuentemente los ordenador Dell, tenía 1.185.000 transistores y corría a 20 MHz, produciendo alrededor de 16,5 MIPS. Un PC con el procesador 80486SX en esa época podría costar hasta 3.000 dólares. En 1991, el precio por MIPS era cercano a los 30 dólares. Por lo tanto, multiplicándolos por 20.500 MIPS habría costado unos 620.000 dólares.
Los móviles de 1991, eran sólo móviles…

Eso no es todo, el iPhone 5s de Apple también cuenta con una pantalla de alta resolución, táctil, LTE, un procesador Broadcomm WiFi, cámara iSight de 8 megapíxeles con grabación de vídeo, sensor de huellas digitales, amplificadores de potencia y un surtido de otras características que hacen del 5s uno de los mejores smartphones del mercado.
En 1991, un teléfono móvil utilizaba la red inalámbrica analógica AMPS para ofrecer conexiones de voz kilobit. Una línea T1 de 1,44 megabits de cualquier compañía telefónica costaba alrededor de 1.000 dólares al mes. La red móvil de hoy entrega velocidades de 15 Mbps o superior en muchos casos (LTE). El WiFi ofrece velocidades de hasta 100 Mbps.
Además, no hace falta decir que la capacidad de comunicación del iPhone es de al menos 10.000 veces mayor que la de un teléfono móvil de 1991.
15000Kbps (15 Mbps), multiplicado por 100 dólares, son 1.500.000 dólares.
Sólo con éstas prestaciones, el iPhone ya hubiera tenido un precio inalcanzable

Sólo tomando en cuenta la memoria, el procesador y la banda ancha del iPhone 5s actual, en 1991 hubiera tenido un coste de 3.560.000 dólares (1,44 millones + 620.000 + 1.500.000).
Y todo esto sin contar con los sensores de movimientos, la cámara iSight, el sistema operativo iOS, la brillante pantalla Retina y, por supuesto, sin las aplicaciones y la infinidad de cosas que nos proporciona Internet en el móvil hoy en día.
El resultado, de acuerdo con los chicos de TechPolicyDaily, ignora también que independientemente del dinero, en 1991 hubiese sido imposible producir un dispositivo tecnológico con dichas características y introducirlo toda esta tecnología en un dispositivo tan pequeño y delgado como el actual iPhone 5s de Apple.

No hay comentarios.: