Follow by Email

domingo, 22 de marzo de 2015

Mutilación Humana: Caso real


Actualmente y desde mucho tiempo son incontables los casos de avistamientos ovnis, seres extraños; incluso situaciones en las cuales se hayan restos de animales totalmente mutilados.

¿Por qué? ¿Cómo?. Estas son las preguntas que recurrentemente surgen entre los testigos y los implicados de dichos casos. Diversas son las respuestas, entre ellas se encuentran las más racionales que mencionan que dichos animales fueron mutilados producto de la naturaleza salvaje, es decir de un depredador, aves de carroña entre otros. Pero, hay otras que sacan a la luz el fenómeno ovni en el que mencionan que los animales son abducidos en extrañas naves y luego devueltos totalmente cercenados. Incluso cabe tener en cuenta la que menciona que el autor de estos casos no es más que el mismísimo Chupacabras.


¿Qué pensarías si te digo que existe un caso de mutilación humana?
Suena algo inquietante el imaginarse tal situación.

El hecho se produjo el año 1994 (aunque algunas fuentes mencionan el año 1988), donde el cuerpo de un hombre fue encontrado abandonado en el embalse Guarapiranga, localidad ubicada al Sur de la ciudad de São Paulo, Brasil.



Dicho cuerpo pertenecía a un señor llamado Sebastián Goncalves de 53 años que vivía en las cercanías y se dedicaba a cuidar unos terrenos. Fue encontrado en un estado de mutilación realmente impresionante, el acto se realizó con precisión exacta y específica, es muy seguro que el ser o la entidad que realizó el procedimiento sabía lo que necesitaba de aquel hombre y tenía gran tecnología e inteligencia.

El cadáver de Sebastián G. se encontraba sin su ojo izquierdo, la oreja izquierda, los labios y mandíbula. Presentaba grandes orificios en el abdomen, la zona de la ingle izquierda, en el área de la axila derecha, pectorales, ano y espalda.



El reporte forense entregado en este caso, nos dice que por medio de los orificios fueron succionados con una limpieza impresionante los órganos de la víctima y que además el método de succión fue similar o pudo haber sido el uso de tubos que chupaban con gran intensidad la sangre y los órganos.
No se sabe con certeza quien o quienes fueron los causantes de tal mutilación, ¿Es posible que lo realizara un ser humano? o estamos frente a un caso más de mutilaciones inexplicables, juzga tú mismo.

Finalizando, hay que señalar que la muerte de Sebastián Goncalves fue producto de un infarto provocado por dolor extremo, es decir que al momento de realizarse la mutilación el hombre estaba vivo. ¿Te imaginas lo que se debe sentir? , sin duda una sensación no recomendable para ningún ser humano.

Si el artículo te causó interés no dudes en investigar por tus medios, como dice Iván Martinez ”Todos somos investigadores”, anímate y no tengas miedo a aventurarte en el mundo del misterio.

Les saluda afectivamente

Daniel González

No hay comentarios.: