Follow by Email

martes, 10 de marzo de 2015

Estados Unidos de Europa: ¿Adiós a los países de la zona euro?



En una entrevista al diario alemán Welt am Sonntag, Jean-Claude Juncker, que preside la Comision Europea desde hace menos de un año, pidió que los 28 países del bloque empiecen a unir sus fuerzas armadas para ir creando un verdadero Ejército europeo.

Juncker cree que si la UE tuviera un Ejército propio y único podría enfrentar las amenazas crecientes en sus fronteras – el conflicto en Ucrania y la expansión del terrorismo yihadista son las últimas – y mostraría que tiene la voluntad política de defender sus valores sin esperar el paraguas militar estadounidense a través de la OTAN.

Juncker dijo en la entrevista que “un Ejército común de todos los europeos haría comprender a Rusia que somos serios cuando se trata de defender los valores de la UE”, es decir un mensaje claro para Rusia y su conflicto con Ucrania; sin embargo indico también que “No se trata de crear un Ejército europeo para utilizarlo inmediatamente”.

Además, Juncker ve otra ventaja, la económica, porque unas Fuerzas Armadas europeas serían más baratas que los actuales 28 Ejércitos del bloque.

Además, ayudaría “a poner a punto una política exterior y de seguridad común” aun manteniendo el papel actual de la OTAN.

La idea de Juncker, que ronda los documentos de la UE desde al menos una cumbre europea celebrada en Saint-Malo (Francia) en 1998, ya obtuvo reacciones. La ministra de Defensa alemana, Ursula Von Der Leyen, dijo en un comunicado de prensa que “nuestro futuro como europeos pasará algún día por un Ejército europeo, pero no será a corto plazo”, así mismo ella había asegurado en febrero en una conferencia que “quizás no mis hijos, pero mis nietos verán los Estados Unidos de Europa con su propio Ejército”.

No puedo dejar de pensar en que los “esfuerzos” por presentar a Europa como una sola zona unida ante el mundo, han tenido ya varios matices, el último de ellos: la implementación del Euro.



Y me resulta bastante curiosa esta noticia, porque obviamente hay varias implicaciones que no se muestran acá, y aunque no soy europeo me causan cuando menos cierta preocupación.

Primeramente, se dice que se cree un solo ejército para – lógicamente – eliminar los 28 ejércitos de los países europeos. Entiéndase en este punto que este ejército multinacional será dirigido por la Comisión Europea, siendo este el ente encargado de las decisiones ejecutivas de la Unión Europea.

Todo el mandato o poder bélico pasara de los países miembros a el organismo rector, quien podría decidir entre otras cosas, cuando, donde y como intervenir en asuntos públicos y/o privados de cada país, por el derecho conferido en la creación misma de la Unión.

Segundo, podemos imaginarnos que los países dejaran de ser naciones soberanas para convertirse en meros estados, algo al estilo de Estados Unidos o la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (U.R.S.S.), comenzando por el hecho que muchas de dichas naciones ya no tienen autonomía económica, al ser parte de la zona euro, que punto aparte no está pasando por sus mejores días, desde la crisis griega hasta la pérdida de valor ante el dólar.

Tercero, que valores regirán este nuevo ejército y que ente regulara las acciones de este cuando las mismas atenten contra los ciudadanos de este nuevo “país”? Tendrán el mismo poder de mando y/o acción los presidentes “gobernadores” en su política interior? O será en adelante la Comisión Europea la que se encargue de definir el rumbo de los países miembros? Me temo que será esto ultimo.

Imagínese por un momento la crisis y las protestas griegas en el marco de un ejército único europeo; podrán los ciudadanos expresarse libremente – como dicta la “democracia” – para exigir soluciones a los gobiernos de turno?

No será este un paso para crear el ambiente propicio para que el Banco Central Europeo y sus aliados puedan implantar las medidas de “austeridad”, cambiar gobiernos a placer y/o desestabilizar políticas contrarias a sus intereses? Llámese a esto agendas ocultas, escepticismo o como quiera, el riesgo está ahí.

Solo es necesario un detonante para que los distintos gobiernos miembros de la UE exijan por si mismos la creación de estos ejército que ayude a detener los avances del estado islámico o las intenciones de Rusia de anexionar nuevos territorios a su gobierno.

Y no sería primera vez que veamos que suceden situaciones “casuales” que logran definir la política externa de los países, véase por ejemplo las dos guerras mundiales o los recientes ataques extremistas que han causado cuando menos terror e indignación en la población.

Hay mucho material para discutir en este tema, y nuevamente aclaro que aunque no soy europeo, creo que los “pequeños pasos” que se están gestando deberían preocuparnos a todos, sobre todo cuando muchas veces los gobiernos de turno no necesariamente están pensando en el bienestar de la mayoría.

No hay comentarios.: