Follow by Email

miércoles, 4 de marzo de 2015

MUJER EN LA INDIA ASEGURA QUE SUS BEBÉS SE INCENDIARION POR "COMBUSTIÓN ESPONTÁNEA"


Rajeshwari Karnan (25) es una madre india que en dos años ha llevado a sus dos bebés al hospital debido a las graves quemaduras en sus cuerpos. Según ella, los pequeños sufrieron de "combustión espontánea", es decir, que se prendieron en llamas sin una razón o explicación aparente.

La primera vez que llevó a uno de esos hijos fue en el 2013. En ese año, Karnan llevó a Rahul al hospital luego de que éste se quemara en su propia cama. Aquella vez, la madre señaló que su hijo se prendió fuego de manera inexplicable. Explicó además que aquel fenómeno había ocurrido con anterioridad hasta en tres oportunidades.

Ahora, en enero de este año, Karnan llevó al hospital a su otro hijo, de 10 años de edad, que no ha sido identificado, y que ha sufrido también graves quemaduras. La madre ha excusado la misma explicación de la combustión espontánea.

Las quemaduras habrían comenzado en los pies y luego se extendió en todo el cuerpo.

Abuso familiar

Los médicos, lejos de estas explicaciones paranormales, no desean entregar los niños a su madre, debido a que están convencidos de que estos sufren maltrato familiar y no dan crédito a las explicaciones de Karnan.

Por lo pronto, fuentes del hospital aseguraron que los padres han sido evaluados psicológicamente y han pasado por todas las pruebas y son considerados como padres normales.

No obstante, los médicos creen que Karnan, sufre de una enfermedad llamada Síndrome de Munchausen por poder, una enfermedad mental por el que un padre busca dañar a su hijo con el fin de llamar la atención.

El psiquiatra infantil Shiva Prakash Srinivasan, aseguró que esta enfermedad se cumple en este caso, porque cada vez que el niño ingresa al hospital con las quemaduras, con las explicaciones de "combustión espontánea", la madre logra aparecer en las noticias de todo el mundo.

Por lo pronto, Karnan ha señalado que la acusación de que ella misma provocara el fuego en sus hijos es ridícula, y se reafirma en el hecho que ellos se prendieron de manera espontánea. 

Cabe resaltar que no existe prueba científica o médica que determine que la combustión espontánea sea un fenómeno real.

No hay comentarios.: