Follow by Email

viernes, 22 de agosto de 2014

Los peligros del exceso de televisión en los niños

La televisión suele estar encendida por las mañanas, por las tardes, mientras se come o se cena. Y además está por todas partes; en la cocina, en el salón, en la habitación… parece que se tratase de un integrante más de la familia. Lo cierto es que en muchos caso las personas “no saben vivir sin ella”, incluso permanece encendida “de fondo” mientras se cocina, se trabaja o se estudia.
 
En el caso de los niños, mientras ven la televisión “no molestan”, por lo tanto en algunos hogares hay rienda suelta y está encendida todo el día, así los niños se mantienen tranquilos y los adultos pueden realizar sus actividades, pero ¿se es consciente de todos los problemas que la televisión acarrea?Hoy os lo contamos:
La televisión da lugar a la aparición de diversos problemas
1. Perturba el sueño: El hecho de ver la televisión de forma prolongada (sobre todo por las noches) ocasiona que el niño empiece a tener problemas con el sueño, sobre todo si el contenido es de carácter agresivo el niño empezará a tener pesadillas y miedos. Por ejemplo: miedo a apagar la luz.
2. Adiós a la imaginación: El tiempo que el niño malgasta delante de la “caja tonta” es tiempo que pierde de estar creando, imaginando. La televisión lo da todo hecho, el niño no está participando.
3. Obesidad: La televisión te arrastra a una vida sedentaria. En el caso de los niños, no pueden salir de casa sin las compañía de un adulto, no son autónomos e independientes, por lo tanto si lo que se les proporciona es un sofá y una televisión es a lo que ellos se aferraran.
4. Fracaso escolar: Lo que comentamos en el punto 2. La televisión lo da todo hecho, por lo tanto el niño pierde capacidad para razonar, se vuelve más perezoso, es bastante común que aparezca un retraso en la lectura y la escritura.
5. Se vuelven más agresivos: Lo que se ve en la tele es la realidad para los niños. Aún no tienen capacidad de critica, ellos imitan lo que ven, por lo tanto empezarán a interesarse más por jugar a dar patadas y luchar, y empiezan a imitar el mismo lenguaje que los dibujos animados. ¡Recuerda! Los niños lo absorben todo.
6. La televisión instaura falsos valores: Por muchos valores positivos que los padres transmitan, tenemos delante a una pantalla atractiva que no para de enseñar belleza, dinero y poder como claves para la felicidad.
7. Consumismo: La televisión no para enseñar publicidad que nos convence de que necesitamos más y más cosas.
8. Destrucción a la comunicación familiar: Es bastante común ver una situación familiar en la que todos comen y nadie habla, están centrados en lo que la televisión les proporciona. En el caso infantil no querrán hablar con sus padres si tienen delante la tele, esto traerá graves problemas en la adolescencia.
Consejo: Pactar con los niños una hora de televisión por día y sobretodo dar ejemplo y no tener la televisión todo el día encendida. Los niños y adolescentes son especialmente vulnerables a los mensajes transmitidos por la televisión, que influyen en sus percepciones y conductas.
Visto en  :  Sott.net

No hay comentarios.: