Follow by Email

sábado, 2 de agosto de 2014

Adán-ondi-Ahmán – “La tierra de Dios en que moró Adán”

image013
Adán-ondi-Ahmán significa “lugar donde moró Adán.” Por medio de la revelación,José Smith aprendió que en un área en la parte noroeste del estado de Missouri, cercana a Gallatín, fue el lugar donde vivió Adán después de que fue echado del Jardín de Edén.
Roberto J. Matthews, decano de educación religiosa en la Universidad Brigham Young dijo esto en cuanto a Adán-ondi-Ahmán:
Adán-ondi-Ahmán al principio, parece haber dado referencia a un área en general en vez de un lugar específico. Si el Profeta José Smith sabía en ese entonces (Marzo 1832) de una ubicación específica en Missouri a la que el nombre aplicaba, no nos ha dejado evidencia escrita de esto.
Otra referencia al Adán-ondi-Ahmán llegó treinta y seis meses después, el 28 de Marzo de 1835: el “valle de Adán-ondi-Ahmán” está especificado en una revelación al Profeta como el lugar donde Adán se reunió con su posteridad.
Las revelaciones que José Smith recibió en cuanto a Adán-ondi-Ahmán se pueden encontrar ahora en Doctrina y Convenios. De una de estas revelaciones aprendemos que: “tres años antes de su muerte, Adán llamó a Set, Enós, Cainán, Mahalaleel, Jared, Enoc y Matusalén, todos ellos sumos sacerdotes, junto con el resto de los de su posteridad que eran justos, al valle de Adán-ondi-Ahmán, y allí les confirió su última bendición.” (Doctrina y Convenios 107:53)
En Moisés 5:4-8 se registra que Adán ofrecía sacrificios. El ofrecer sacrificios requería construir un altar. Joseph Fielding Smith, uno de los profetas de la Iglesia dijo: “por necesidad, los primero templos santificados eran cimas y lugares retirados en los desiertos. Si nuestra información es la correcta, Adán construyó un altar sobre un cerro encima del valle de Adán-ondi-Ahmán. En ese lugar el Señor le reveló el propósito de la caída y la misión del Salvador” (Joseph Fielding Smith, hijo, Doctrina de Salvación, Vol. 2 pp. 232-233).
José Smith encontró un altar y mostró lo que quedaba del altar a varias personas. Una persona que vio esto fue Heber C. Kimball. En su diario registro lo siguiente:
Los hermanos de Caldwell fueron directamente a Adán-ondi-Ahmán, que está en la bifurcación occidental del Río Grand… El Profeta José invito al hermano Brigham, a mi y a otros, y nos dijo: ‘hermanos, vengan, vengan conmigo, y les mostraré algo.  Nos guío una corta distancia al lugar donde están las ruinas de los tres altares construidos de piedras, uno encima del otro, como los pulpitos del Templo de Kirtland, que representan los tres grados del Sacerdocio; ‘Allí’ dijo José, ‘es el lugar donde Adán ofreció su sacrificio después de ser echado del jardín.’ El altar estaba en el punto más alto del cerro. Fui varias veces a examinar el lugar mientras estuve allí (Orson F. Whitney, “La Vida de Heber C. Kimball, p 209-210).
Adán-ondi-Ahmán no solo tiene significado histórico, también será un lugar importante en la Segunda Venida de Jesucristo. En Daniel 7:9-10 y 13-14 se lee:
Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente. Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él; el juez se sentó y los libros fueron abiertos…Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido.
El Anciano de días que se menciona en esta escritura es Adán. Esto se aclara en Doctrina y Convenios 116:1
El Señor da a Spring Hill el nombre de Adán-ondi-Ahmán, porque es el lugar, dijo él, al cual vendrá Adán a visitar a su pueblo, o sea, donde se sentará el Anciano de Días, como lo declaró Daniel el profeta.
Las escrituras explican, por medio de simbolismos que Adán-ondi-Ahmán será el lugar donde los justos, los que estén vivos así como los que hayan muerto, se reunirán. Será aquí donde Cristo vendrá a reunirse con los justos antes de su Segunda Venida.
Fue planeado que en el área también vivirían miembros de la Iglesia:
En 1838, José Smith recibió la revelación que otros lugares deberían ser asignados para la congregación de los Santos. Menos de un mes después, un comité de exploración, con José Smith como su director, viajó al Condado de Daviess, Missouri, para planificar la fundación de una nueva estaca de Sion. Adán-ondi-Ahmán sería el punto central del nuevo asentamiento.
La evidencia sugiere que Adán-ondi-Ahmán iba a ser construido para ser una verdadera ciudad de Sion. La ciudad estaba planificada de una manera parecida a la ciudad principal de Sion y sus habitantes vivirían la ley de consagración. El templo y edificios públicos y de la Iglesia serían construidos en el centro de la ciudad, y se le asignó a los miembros lotes.
En junio de 1838, compañías de Santos de los Últimos Días recibieron el consejo de mudarse a Adán-ondi-Ahmán, y se hizo necesaria la inmediata construcción de casas. (Leland H. Gentry, “Adán-ondi-Ahmán: Un Breve Ensayo Historico”, BYU Studies 13, No. 4, 1973 553-576).
La ciudad creció rápidamente hasta llegar a tener entre 500 y 1,000 santos, pero el tiempo aquí fue corto y los santos salieron cuando se les amenazó con muerte si no salían de Missouri.

No hay comentarios.: