Follow by Email

domingo, 3 de agosto de 2014

El Espirito Santo descansa en paz mientras el resto se va al infierno

Sigue a El Blog Salmón

 
espirito-santo002.jpg
El Espirito Santo descansa en paz mientras la economía de Portugal se puede ir al infierno. Como adelantamos en exclusiva desde hace varias semanasla bancarrota de Espirito Santo tocó fondo, arrastrando en su caída a la familia más rica de Portugal. El gobierno de Passos Coehlo no pudo evitar la quiebra del holding del BES y terminó con una dinastía bursátil de siglo y medio, a un costo que deberá pagar toda la nación portuguesa. Las acciones del Espirito Santo descendieron ayer más de un 50 por ciento clamando por la voluntad del gobierno. Y como los gobiernos europeos son socios del sistema financiero, correrán al rescate de los bancos en problemas. Al fin de cuentas, los que pagan son los mismos de siempre: los contribuyentes que cumplen con las exigencias del Estado.Portugal inyectará fondos públicos en este banco quebrado

bes-julio31.jpgLas pérdidas del Espirito Santo en lo que va del año suman más de 5 mil millones de dólares lo que ha atemorizado incluso a Goldman Sachs, uno de los bancos que pensaba correr al rescate. Más de cinco bancos "de los grandes" (incluido el Santander) habían hecho ofertas para rescatar al Espirito Santo de la quiebra. Sin embargo hoy nadie puede rescatar al Espirito Santo del olvido, como ocurrió con Lehmann Brothers hace 6 años, dado que nada se ha hecho por exterminar los grandes cánceres del sistema financiero. Los rescatistas serán nuevamente los contribuyentes en una nueva escalada de la vergüenza europea que se niega a asumir el fracaso del euro como moneda única.
Goldman Sachs no pudo con el Espirito Santo dado que los demonios eran demasiado grandes. Estos hechos confirman la total incongruencia de un sistema: ¿Puede un país quebrado salir al rescate de un banco quebrado? Lo de Portugal demuestra que Europa se desliza a una profunda crisis bancaria que puede sumirla en una nueva recesión. Las fichas del holding Espirito Santo han ido cayendo una a una y ninguno de los cinco grandes bancos anunciados tan alegremente por El Economista puede correr al rescate dado que el volumen de las deudas y de los fraudes en que incurrió la familia del Espirito Santo (con padre e hijo) son inabordables para cualquier empresa europea. Una lástima para el gobierno de Rajoy. Justo cuando la economía española comenzaba "a repuntar y a mostrar las cifras sólidas" viene este desliz del Espirito Santo que puede pulverizar los logros españoles... No podemos negar que lo del Espirito Santo puede tener un impacto significativo en la economía española y desatar el temido efecto dominó en la economía europea.

No hay comentarios.: