Follow by Email

lunes, 12 de enero de 2015

Abadón, ¿Ángel o Demonio?

Por Adrián en diciembre 30, 2014 en Leyendas

Desde que nacemos hasta que nuestras vidas terminan están presentes los términosÁngeles y Demonios, como parte inseparable de la religión, de las supersticiones, las civilizaciones, las estatuas y pinturas, las guerras y las ideas…
Cada uno de estos aspectos, en especial el malvado, encierra una enorme lista de demonios; con su apariencia característica, su personalidad, sus habilidades y sus orígenes. Y dentro de esa lista, uno de los más importantes y enigmáticos dentro de la religión cristiana de Occidente es sin dudas Abadón.
Abadón —también puede escribirse de esta forma— significa en hebreo “Destrucción” o “Perdición”, por tanto tiene estrecha relación con el alias que lo acompaña: Abadón el Destructor o Abadón el Exterminador.
abadon
Según el Nuevo Testamento, más precisamente en “Apocalipsis”, Abadón es paradójicamente considerado el Ángel del fondo del abismo, también llamado Apollyon, lo que hace que haya confusiones a la hora de imaginarlo como una entidad malévola por el hecho de pertenecer al bando celestial.
Aun así, esto puede explicarse de la siguiente manera: en la religión cristiana se cree que los demonios son Ángeles Caídos, que fueron desterrados del Cielo por rebelarse contra Dios o desobedecer algunos de sus mandamientos. Los demonios son, según estos datos, ángeles de Dios.
Asimismo, se lo considera el autor que desencadenó las plagas de langostas que azotaron a Egipto en la época de Moisés, atormentando durante cinco meses a todos aquellos que no sean servidores de Dios. En los textos bíblicos se dice que Abadón cayó del cielo y abrió con las llaves la puerta del abismo. Entonces muchos expertos han declarado que Abadón podría llegar a ser Lucifer, el Demonio Supremo, aunque esto no está claro dentro del círculo religioso.
Como verán, tanto los ángeles como los demonios tienen una relación casi simbiótica, y Abadón es el principal ejemplo de ello.

No hay comentarios.: