Follow by Email

sábado, 14 de junio de 2014

Una niña inventa una taza que no se vuelca para su abuelo enfermo de Parkinson

Lily Born junto a su abuelo

Lily Born, una niña de sólo 11 años de Chicago, ha diseñado una ingeniosa taza de tres patas que nunca se vuelca para ayudar a su abuelo enfermo de Parkinson. Lily tuvo la idea con 9 años al ver como su abuelo solía derramar el líquido de todos los vasos que cogía.
Lily Born tenía sólo 9 años cuando se le ocurrió una genial idea para ayudar a su abuelo, enfermo de Parkinson. Después de ver como este siempre derramaba el líquido de todos los vasos de los que bebía diseño una taza con tres patas que nunca se volcaba.
Lily fue a un taller de cerámica de Chicago donde creó el primer modelo de su taza, llamada Kangooro Cup. El problema de este primer modelo es que era muy frágil y podía romperse con un golpe, pero esto no iba a frenar su idea.
Con la ayuda de su padre Lily montó una campaña en Kickstarter y hablaron con diseñadores para perfeccionar el modelo.  Ahora  han conseguido apoyo para producirla industrialmente y fabricarla en plástico.

No hay comentarios.: