Follow by Email

lunes, 23 de junio de 2014

Hace 1,617 años, emperadores romanos prohibieron los ataques contra judíos

Honorio y Arcadio ordenaron reprimir a los paganos y herejes, pero proteger a los judíos en siglo IV.

El 17 de junio del año 397 los emperadores romanos Arcadio y Honorio emitieron una orden que prohibía los ataques a judíos y sus sinagogas.
“Los judíos no deben ser acosados o atacados”, escribieron los emperadores hermanos, que se repartieron el imperio romano entre ellos tras la muerte de su padre, Teodosio I, en el año 395. También ordenaron a los gobernadores regionales mantener la paz en las sinagogas.
Honorio, el hijo menor, gobernó la parte occidental del imperio durante 28 años, hasta 423. Arcadio, quien asumió el trono a los 18 años, gobernó la parte oriental sólo hasta 408.
En medio de una serie de leyes, Honorio y Arcadio reforzaron beneficios a los “hermanos cristianos” y reprimieron a los paganos y “herejes”. Los paganos tenían prohibido hacer sacrificios y tener puestos en el gobierno.
En su segundo año en el poder, los emperadores hermanos decretaron que sería un delito punible para los no-judíos establecer los precios de los comerciantes judíos. Al año siguiente, el 17 de junio de 397, prohibieron los ataques contra judíos y sus sinagogas, y dictaminó que ningún judío que quisiera convertirse al cristianismo tuviera que pagar sus deudas primero.
Esta protección de los judíos se debió a un interés por mantener el orden público en el imperio. El reinado de los hermanos estuvo marcado por las batallas fronterizas con los “bárbaros” haciendo incursiones en la Galia, Italia y España.
La violencia contra los judíos fue facilitada por la descomposición gradual del gobierno romano durante el siglo IV, a pesar de la ley de los emperadores Arcadio y Honorio.
La Dirección y Consejo Editorial de “Diario Judío”, no se hacen responsables de los contenidos de artículos firmados por autores, periodistas o sus seudónimos, a la vez que el autor de este artículo no se responsabiliza de los contenidos de las diferentes secciones de este sitio, ni de los criterios establecidos por su Dirección o Consejo Editorial.

No hay comentarios.: