Follow by Email

jueves, 3 de julio de 2014

La familia Clinton recaudó más de mil millones de dólares con apoyo de corporaciones

El ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y su esposa, Hillary Rodham, ex secretaria de Estado, recaudaron más de mil millones de dólares durante su vida política en las últimas dos décadas a través de campañas, discursos pagos y una red de organizaciones. Entre los mayores financistas se destacan los sectores industrial y financiero, para los que impulsaron legislaciones convenientes.
El diario The Wall Street Journal reveló que los Clinton consiguieron reunir el dinero mediante “campañas, discursos pagos y una red de organizaciones que promocionan sus metas políticas”. Esos profundos lazos, destaca el periódico, constituyen una gran ventaja para Hillary Clinton, como candidata presidencial del Partido Demócrata en las elecciones de 2016.
“Clinton Inc. será la operación de recaudación de fondos más formidable que los demócratas hayan alcanzado en la historia del país”, afirmó Rick Holt, lobista y recaudador para los candidatos republicanos, en declaraciones para el diario estadounidense.
De acuerdo al periódico, la familia Clinton recaudó entre 2 mil y 3 mil millones de dólares provenientes de donantes particulares, empresas contribuyentes y gobiernos extranjeros; la mayor parte -entre mil 300 y 2 mil millones de dólares- corresponde a fuentes de la industria, según los datos recogidos por el Centro de Política Responsable (CRP, por sus siglas en inglés) -un grupo de investigación que realiza un seguimiento de los efectos de dinero y el cabildeo sobre las elecciones y la política pública en Estados Unidos-.
Los fondos donados se dividieron en: las operaciones políticas de los Clinton, que recaudaron 1,2 mil millones de dólares; su fundación sin fines de lucro, Clinton Fundation, que recogió entre 750 y 1,7 mil millones; y sus honorarios de discursos, los cuales ascendieron a 100 millones de dólares, precisa The Wall Street Journal.
Durante su mandato presidencial (1993-2001), Bill Clinton tomó varias medidas que beneficiaron tanto al sector industrial como al financiero, transformándose en sus mayores contribuyentes. Una vez concluido el gobierno, Hillary Clinton se convirtió en senadora (2001-2008) y posteriormente en secretaria de Estado (2009-2013), por lo que concentró las finanzas.
También se destacan como grandes financistas de la familia Clinton los servicios financieros, entre ellos figuran Goldman Sachs Group, Citigroup Inc. y JP Morgan Chase, los grupos de inversión y valores más grandes del mundo, cuyo aporte representa un 12 por ciento del monto total recaudado.
Desde que el ex presidente dejó su mandato el sector financió sus discursos con 23 millones de dólares. En tanto la ex jefa de la diplomacia estadounidense, tras dimitir a su cargo en 2013, recaudó honorarios por sus discursos de numerosas corporaciones financieras, entre ellas Bank of America Corp. y Carlyle Group.
Los datos cobran trascendencia luego de las declaraciones de Hillary Clinton quien aseguró a comienzos del mes pasado que tras concluir el mandato presidencial de su marido, la familia quedó “en bancarrota”.

No hay comentarios.: