Follow by Email

lunes, 9 de junio de 2014

El Nuevo Paradigma en el Trabajo Diario

Un-nuevo-paradigma-de-la-I+D+i1
NUEVO PARADIGMA DE TRABAJO.
Nuevas formas de entender nuestra manera de trabajar y nuestro modo de pensar en materia profesional y empresarial QUIZÁ LA ÚNICA FORMA DE SALIR DE UN ESTADO GENERALIZADO DE ESTRÉS CONSTANTE, ANSIEDAD ECONÓMICA Y CRISIS MICROFINANCIERA.
- Trabaja como si no te hiciera falta el dinero. – Trabaja sin pensar en si lo cobrarás.
- Trabaja por el placer de hacer el trabajo lo mejor posible, no por su retribución.  
- Trabaja como si llevaras muchos años desempleado y hoy fuera tu primer día en tu nuevo empleo.
(Lo que te aportará un nuevo prisma de valoración de lo que tienes, y te permitirá ver que incluso las peores noticias que pueda recibir un profesional en su actividad cotidiana, sólo las recibe porque tiene el enorme privilegio de tener empleo). 
- Trabaja como si no hubiera suficiente dinero en el mundo para pagarte.
Revalorízate tanto por tu calidad que, no te importe cobrar o no, sencillamente tus servicios no tienen precio. NOTA DE EJEMPLO: Cuando en la conquista de Persia, Parmenión (uno de los generales de confianza de Alejandro Magno) discutía con uno de sus comandantes o soldados acerca de la paga, siempre les decía: “Miradme a mi. Llevo años fuera de mi hogar; He estado a punto de morir en una docena de ocasiones; sólo este mes; Como mal, duermo mal, estoy cansado y agotado todo el día… ¿Y creéis que lo hago por la paga?… Cobro como general, pero de todas formas, no hay dinero en el mundo que el Rey Alejandro me pudiera ofrecer que pague lo que valgo. No estamos aquí por la paga, chicos. Estamos aquí porque hasta los dioses se fijarán en lo que estamos haciendo al conquistar el mundo.”
- Trabaja como si sólo tuvieras un cliente. 
Aunque tengas la suerte de contar con muchos. Aunque tengas varias áreas de negocio y cada una con varias fuentes de ingreso… Trata a cada cliente y cada trabajo que efectúes como si fuera el único que tengas. Harás amigos, más que clientes o socios, si trabajas así.
No importa si se lo merece; No importa si lo aprecia; No importa si él corresponde. El trato que dispenses a las personas es tu forma de ser. Ahí no intervienen los demás. Aporta el mejor trato que puedas a todos, y deja que cada cual cargue con su forma de ser. Eso no es problema tuyo.
- Trata a todo el mundo bien. 
- Pon la otra mejilla.
 (En un lenguaje menos bíblico y más actual: NO SEAS COMO ELLOS): Sé que en el mundo de los negocios es un suicidio hablar así, y mucho más plasmarlo por escrito. Pero es en lo que creo, y no me importa lo que opinen los demás. Lo recomiendo: No devuelvas insultos por los insultos que recibas; No devuelvas fraude por los fraudes que te propinen; No devuelvas nada por lo que otros te hagan, o te estarás volviendo como ellos son. No es buena política personal ni empresarial convertirte en lo que odias en otros. No te confundas como hacen tantos otros. No te dedicas a los libros, ni a la hostelería, ni a la abogacía… Nadie se dedica más que a una cosa: AL NEGOCIO DE LAS PERSONAS. Todos los trabajos, sean del sector que sean, se reducen SIEMPRE a lo mismo: A LAS PERSONAS. 
- Te dediques a lo que te dediques, recuerda: ESTÁS EN EL NEGOCIO DE LAS PERSONAS.
- Todo tu valor está en cómo haces las cosas. 
No importa el móvil que portes, el ordenador que emplees, el título académico que te acompañe ni ningún otro complemento. Tu marca eres tú mismo y tu forma de trabajar. Fuera de ahí, no hay nada más. No te creas nada por lo que digan. Piensa por ti mismo, y concédete a menudo más tiempo para reposar las cosas. Eso nunca jugará en tu contra y, en cambio, te sacará de muchos errores que se podrían haber evitado. NOTA DE EJEMPLO: Alexander Alekin, uno de los mejores jugadores de ajedrez de todos los tiempos decía “No me importan las opiniones generales, ni las actitudes dominantes o extendidas. Pienso como pienso y me importa un bledo lo que hagan, digan u opinen los demás. Llevo años teniendo una mala costumbre: SUELO USAR MI PROPIO CEREBRO PARA PENSAR“.
- Descansa más. 
El descanso nunca te pasará factura. Que la sociedad urbanita del siglo XXI haya equiparado el descanso con la holgazanería es una de tantas estupideces extendidas por todo el mundo Occidental. Descansar es regenerarse, dedicarse tiempo a la persona sobre la que se cimenta toda tu vida: Tú mismo; Es recuperarse y darse tiempo para actuar sin prisas ni desmesuras. Descansar tampoco ha hecho nunca daño a nadie. El agotamiento, el estrés, la prisa por la prisa, la urgencia que nunca lo es… todo eso sí que mata lentamente.
- Piensa más. 
Habla como pienses, y actúa como hables. Sé congruente aunque la gente no lo entienda o no lo aprecie. Suele pasar que las personas juzgan en base a su propio sistema de creencias. Nadie que sea un bellaco sabrá ver jamás otra cosa que no sean bellacos a su alrededor.
- De lo que veas, cree la mitad;  De lo que te cuenten o digan… No creas nada.
Una excelente profilaxis mental ante los comentarios o malintenciones ajenas. Suelen ser términos que no tienen nada que ver. Los negocios y la vida en general te marcharán mucho mejor si no confundes el uno con el otro.
 
- No te dejes confundir nunca entre VALOR y PRECIO.
CUANDO TE CUESTE TRABAJO O SIENTAS CIERTA RESISTENCIA A PONER EN PRÁCTICA UNO O MÁS DE ESTOS PARADIGMAS, RECUERDA QUE ES PRECISAMENTE SU FALTA DE APLICACIÓN Y SU INVERSIÓN EN OTROS FACTORES CONTRARIOS, LO QUE NOS HA TRAÍDO HASTA DONDE ESTAMOS. LOS VIEJOS MODELOS YA NO SIRVEN. LO QUE HEMOS ESTADO HACIENDO Y EL MODO EN QUE LO HEMOS VENIDO HACIENDO, SENCILLAMENTE, YA NO NOS AYUDAN… OPORTUNIDAD Y CRISIS SON DOS PALABRAS QUE DESIGNAN UN MISMO FENÓMENO. ES TIEMPO DE CAMBIAR ALGUNAS COSAS AHÍ ADENTRO, EN NUESTRA MENTE, PARA QUE TODO CAMBIE FUERA.
Escrito por nuestro colaborador Alquimista
TWITTER: @alquimistaverda

No hay comentarios.: