Follow by Email

viernes, 5 de septiembre de 2014

Eliminar tatuajes: una industria floreciente

La Sociedad Americana de Cirugía Dermatológica estima que sus miembros-practicantes hicieron unos 96.000 procedimientos en 2013, un 52 por ciento más que en 2012

Este tatuaje de una serpiente en la pierna de un hombre fue retirado por un especialista en Ontario.(Cortesía de Fading Fast)
Este tatuaje de una serpiente en la pierna de un hombre fue retirado por un especialista en Ontario.(Cortesía de Fading Fast)
En los meses de verano, cuando en el hemisferio norte se cambian las pesadas ropas del invierno por los pantalones cortos y trajes de baño, los tatuajes parecen estar por todas partes.
Pero así como los tatuajes se convirtieron en una moda mundial, el fenómeno de arrepentimiento también es cada vez mayor, con lo que su eliminación se está volviendo una industria en auge.
Un hombre tiene un tatuaje del nombre de su ex-esposa
Un hombre tiene un tatuaje del nombre de su ex-esposa que está borrando de su pecho en una clínica en Denver, Colorado, el 18 de abril de 2014. Los tatuajes se vuelven cada vez más aprobados por la corriente principal, el fenómeno de arrepentimiento está también en crecimiento, dando lugar a una industria en auge en la eliminación de tatuajes. (REUTERS / Rick Wilking)
Del 22 por ciento de los canadienses que tienen uno o más tatuajes, por lo menos uno de cada diez se arrepiente, según una encuesta de Ipsos Reid 2012. Otras cifras indican niveles mucho más altos de remordimiento. El British Journal of Dermatology publicó una carta que estima que más de un tercio de las personas que se tatuaron, hoy en día lamentan haberlo hecho.
Los especialistas en eliminación de tatuajes con láser con certificado de Shane Bolton eran antes artistas en hacerlos, pero decidieron cambiar a la eliminación de tatuajes hace siete años. Se dieron cuenta de la creciente industria de removerlos.
"Definitivamente es una industria en crecimiento", dice Bolton, dueño de "Fading Fast", una empresa de eliminación de tatuajes con dos ubicaciones en Ontario.
"Mucha gente se los hizo, pero por motivos diferentes en cada quien, ahora decidieron quitárselos".
Algunos de los tatuajes más comunes que se eliminan son los sellos distintivos clásicos de décadas pasadas, como las rosas y los delfines, o las modas más recientes como brazaletes tribales y caracteres chinos sin sentido.
"Pasa a través de las tendencias, al igual que 'esto era la cosa divertida de hacer en este momento". Y entonces se dan cuenta más tarde, 'Ah, tal vez no lo era’”, dice Bolton.
De acuerdo con un estudio de mercado por la compañía de tecnología láser Astanza, las razones que impulsan a las personas a borrar sus tatuajes son muchas y variadas. Las más comunes incluyen el obstáculo para conseguir empleo; el realizado con el nombre de una ex pareja; limita las opciones de la ropa; los padres no quieren que sus hijos lleven uno; se hizo mal o se desvaneció; o el individuo ya no se identifica con su significado.
La Sociedad Americana de Cirugía Dermatológica estima que sus miembros-practicantes hicieron unos 96.000 procedimientos de eliminación en 2013, un 52 por ciento más que en 2012. 
Los ingresos por eliminarlos aumentaron 440 por ciento en la última década, según la firma de investigación de la industria de Estados Unidos IBIS World. La eliminación de los tatuajes en EE. UU. está creciendo al mismo ritmo que el crecimiento de la industria del tatuaje, dice la firma, y los ingresos en general se proyectan en 3,4 mil millones de dólares este año.
Eso no es una sorpresa, ya que el tatuaje tiene en promedio de cerca de 10 sesiones para que se elimine a 100 dólares por mínimo de sesiones, dice Bolton. Cuestan exponencialmente más para eliminarlos que para hacerlos, por lo que muchos salones de tatuaje están ofreciendo servicios para borrarlos.
Se requiere mayor regulación
No obstante, Bolton tiene preocupaciones acerca de la falta de regulación en la industria. Aunque los practicantes de eliminación de tatuaje deben conseguir la certificación y capacitación formal, que no es necesaria para hacer uno, ya que requeriría horas prácticas en el mundo real, también hay una amplia gama en la calidad de los láseres utilizados en la industria, y los resultados pueden variar mucho, señala el especialista.
Bolton ha visto malos trabajos resultando en cicatrices permanentes que pueden parecer peor que el propio tatuaje.
"Hay láseres baratos por ahí, algunos le harán daño, otros no van a hacer el trabajo en absoluto", dice Bolton, quien realizó la eliminación de tatuajes en sí mismo con el fin de entender mejor el proceso. 
"Es una cuestión de la persona que ejecuta la máquina, así como de la propia máquina".
Al considerar hacerse un tatuaje o querer retirar uno, Bolton recomienda insistentemente a la gente hacer su investigación primero sobre la calidad de los establecimientos. También les dice a los clientes nunca escatimar en el precio, porque en el mundo del tatuaje, se obtiene lo que se paga. 
"Si usted quiere tener este tatuaje por el resto de su vida, consiga el artista del tatuaje idóneo, no importa lo mucho que cueste, no importa lo lejos que tenga que ir".

No hay comentarios.: